martes, 17 mayo 2022 |

Actualizado a las

9:28

h CEST

15.1 C
Madrid

Lavar a mano o lavavajillas: ¿Qué consume menos?

0
(0)

Lavar los platos es una tarea que tienes que hacer a diario. Y siempre ha sido motivo de disputa elegir hacerlo a mano o en lavavajillas. Cada uno tiene sus peculiaridades, pero si nos vamos a la principal, que es el ahorro de agua, hay que basarse en lo que dicen los datos. En este caso, revelan que el uso de lavavajillas es más ecológico que lavar los platos a mano porque el lavavajillas consume 54,2 litros cada día, es decir, 380 litros a la semana, 20.000 litros al año. Y lavar a mano gasta un promedio de 88,2 litros de agua al día.

La organización de consumidores (OCU) también apoya esta teoría y da algunas recomendaciones al respecto para conseguir todavía más ahorro usando el lavavajillas.

  • Lo primero de todo es ponerlo en funcionamiento cuando esté al máximo de su capacidad y no hace falta que enjuagues los platos antes de meterlos en el lavavajillas. Puedes quitar los restos de comida más grandes con una servilleta o cepillo.
  • Usa siempre productos de máxima efectividad para que los platos salgan bien limpios.
  • Comprueba el programa que vas a utilizar y controla la temperatura. Muchas veces los platos no están tan sucios como para necesitar un lavado con temperatura elevada. Así también evitas hacer un consumo desmesurado de energía, productos y dinero.
  • Es importante llevar un mantenimiento de la máquina. Limpia el filtro una vez a la semana y, cada seis meses, las aspas. La acumulación de suciedad aumenta el consumo de energía y, por lo tanto, hay más gasto.

¿Todavía tienes dudas sobre si lavar los platos a mano o que lo haga el lavavajillas? Te cuento las ventajas que tienen ambas prácticas para que hagas tu propio balance.

Ventajas de lavar los platos en el lavavajillas

El uso del lavavajillas tiene unos beneficios con respecto al lavado de platos con las manos. Veamos algunos.

  1. Es más seguro. Lavar los platos en el lavavajillas es más seguro porque se manipula menos la vajilla que cuando se lava en el fregadero. Evitas el riesgo de cortarte tanto con algún cuchillo como con alguna pieza de la vajilla que se pudiera romper.
  2. Ahorras tiempo y esfuerzo.
  3. Desinfecta más. El uso de agua caliente y un detergente adecuado permite eliminar muchas más bacterias y proporcionar una limpieza más profunda y eficaz.

Ventajas de lavar los platos a mano

Lavar los platos con las manos también tiene sus ventajas. Por ejemplo, ¿sabías que lavar los platos a mano alarga la vida?

  1. Disminuye los niveles de estrés, el contacto que tienen las manos con el agua y el jabón resulta relajante.
  2. Unido al punto anterior, el estrés diario disminuye al ver una tarea terminada con satisfacción, por lo que aumenta la sensación de bienestar.
  3. Es un momento que te permite pensar y reflexionar en el que tiempo que estás haciendo la tarea. Así que es más fácil depurar pensamientos negativos.

Ahora que ya conoces los datos de organismos oficiales de consumo de agua y energético de ambas prácticas, así como también las ventajas que te aportan ambas, te toca elegir con cual quedarte, según el conjunto de tu balance.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre