La importancia de desparasitar a tus mascotas

0
(0)

Los parásitos pueden tener un efecto grave para la salud de nuestras mascotas, por lo que no se debe pasar por alto este procedimiento médico.

La amenaza del Covid-19 (coronavirus) nos ha puesto a todos en alerta máxima y tomar las debidas previsiones de limpieza, higiene y esterilización son vitales para mantener un entorno saludable. Esto también involucra a nuestros mejores amigos peludos, debemos protegerlos como a los demás miembros de la familia.

Está totalmente comprobado que hay parásitos que afectan a los animales y a los humanos, por lo que desparasitar perros es una regla inviolable para el bienestar general de todos los que conforman nuestro hogar.

Cómo saber cuándo mi perro tiene parásitos

Muchos parásitos pueden identificarse por la presencia de huevos en las heces de nuestro cachorro, pero éstos son pequeños y difíciles de identificar a simple vista. Las tenias y lombrices son unos de los pocos que se pueden ver más fácilmente. Las primeras son parecidas a pequeños trozos de arroz y se pueden encontrar en la cola o en las heces de los animalitos.

Las lombrices, por su parte, son una especie de gusanos largos y blancos, muy parecidos a los fideos. En ocasiones los cachorros pueden vomitarlos o también son visibles en las heces.

Reglas para desparasitar a los perros

Hemos hablado un poco sobre los parásitos internos, pero también hay parasitos externos en perros, como las pulgas y garrapatas que pueden ser una gran amenaza para la salud de los humanos, sobre todo para los niños, que son los que suelen lidiar con una mascota en casa con más frecuencia.

Por eso, es sumamente importante cumplir con rigurosidad las reglas y recomendaciones del veterinario. En tal sentido, los cachorros tienen la necesidad de ser desparasitados cada 15 días hasta que cumplan las 12 semanas de edad. Luego este procedimiento se debe prolongar por cada mes hasta los seis meses. Después, un perro adulto se debe desparasitar cada tres meses.

Sin embargo, existen otros tipos de parásitos a los que se puede exponer nuestra mascota que hace necesaria una desparasitación más frecuente (mensual) para mantenerla totalmente protegida.

Por lo tanto, es determinante mantener una relación estrecha con un veterinario o clínica veterinaria de confianza, ya que, si bien existen productos en el mercado destinados para estas condiciones en animales, éstos suelen ser con efectos inferiores y con el riesgo de que tu perro no reciba una dosis correcta y segura. Esto significa a la larga un ahorro de dinero, ya que no tendrás que gastar en productos que no cumplan con el efecto prometido.

Es importante tener en cuenta que los tratamientos desparasitarios no previenen la presencia de lombrices, solo las matan. Por tal motivo, se debe llevar a cabo este procedimiento con la regularidad ya mencionada.

En caso de los parásitos externos, es conveniente usar los productos indicados por el veterinario, ya que las dosis y los tipos dependerán de la raza, la edad y el tamaño del animal.

En el caso de los gatitos, es necesario que el tratamiento desparasitante se lleve a cabo a temprana edad y éste se repita con regularidad, incluso cuando el animal ya es adulto.

El protocolo adecuado para desparasitar a un gato es el siguiente:

  • Gatitos entre las 4 y las 16 semanas de edad deben ser tratados cada dos semanas.
  • Gatos de 6 meses o mayores: se deben tratar cada dos o 6 meses.

La frecuencia exacta la podrá determinar el veterinario y dependerá de la exposición del felino al exterior.

¿Los parásitos pueden afectar a los humanos?

Hay parásitos intestinales a los que les fascina vivir en el estómago de nuestros mejores amigos, y por desgracia, éstos pueden ser transferidos a otros miembros de la familia, incluyendo a los más pequeños del hogar.

Los parásitos que suelen visitar a nuestras mascotas felinas son las más preocupantes, ya que la ingestión de los huevos puede provocar una migración de las larvas del gusano, a través del cuerpo y causar un daño potencial.

Nuestros mejores amigos deben ser protegidos y gozar de una debida atención. Brindarles una adecuada calidad de vida debe estar entre nuestras prioridades, no solo por su propia salud y bienestar, sino también para garantizar una óptima higiene en nuestro entorno.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…