El fundador de Ikea dona la mitad de su fortuna para impulsar las zonas rurales

4.2
(21)

Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, tomó la sorprendente decisión de donar la mitad de su fortuna con el propósito de impulsar las zonas rurales en su país.

En su testamento estableció que la mitad de su herencia fuera administrada por la fundación de la familia, para incentivar la educación e investigación en las zonas rurales de Suecia, especialmente en Småland, su región natal. El otro 50% pertenece a sus tres hijos y a su hijastra.

La Fundación Ikea, creada en el 2011, ampliará su actividad en la región de Norrland, en la que invertirán los nuevos recursos. Su principal objetivo es fortalecer las zonas rurales y evitar que desaparezcan.

Dagens Nyheter, director de la fundación, comenta:

“Siempre estuvo interesado en Norrland y visitaba con frecuencia la región. Quería hacer posible que la gente joven viviera allí y no tuviese que emigrar”.

Kamprad falleció a los 91 años, el 27 de enero de 2018, en su casa en Småland y rodeado por sus familiares. Fue una de las 500 personas más ricas del mundo, según la revista Forbes. Aunque no quedó claro a cuánto ascendía la suma de sus activos, siempre aseguró que su patrimonio personal era más modesto de lo que se pensaba.

Ikea, la palabra con la que Ingvar Kamprad pasará a la historia, se formó con las iniciales de su nombre y con las del lugar donde nació: la granja Elmtaryd, situada en el pueblo Agunnaryd.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.2 / 5. Votos: 21

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre