Hacer el Camino de Santiago con nuestro fiel compañero

5
(1)

El Camino de Santiago es una ruta ancestral cuyo origen se remonta al paso de cristianos que peregrinaban desde cualquier parte del mundo para mostrar su devoción y respeto ante el sepulcro del Apóstol Santiago en Compostela. Durante siglos esta tradición peregrina se ha mantenido hasta convertirse a lo que es hoy, una experiencia de viaje multicultural que no solo se realiza por motivos religiosos, sino que en ocasiones se lleva a cabo simplemente por razones turísticas o para realizar ese viaje interior, de reencuentro con uno mismo, que dicen experimentar la mayoría de los peregrinos.

El alcance a nivel cultural de esta ruta ha sido tan colosal que el Camino de Santiago fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa y así mismo ha recibido el honorable título de Calle Mayor de Europa.

Como decimos, aunque el origen de esta ruta es religioso, existe muchos motivos diferentes para completar el Camino de Santiago por alguna de sus muchas rutas posibilidades. Unos lo continúan haciendo movidos por su fe religiosa, otros en cambio se dejan llevar por motivos místicos, artísticos o culturales, y otros simplemente por experimentar unas vacaciones diferentes en un enclave misterioso y maravilloso, sin lugar a dudas, una de las mejores formas de descubrir el norte de España.

Sin importar las motivaciones que te lleven a realizar el Camino de Santiago, al final seguro que deja una huella imborrable en tu vida, empapándote de distintas culturas llenándote de buenos recuerdos y con el orgullo de haber superado una larga caminata.

El Camino de Santiago acompañado de tu perro

Hay quien decide emprender esta aventura solo, hay quien decide hacerla con amigos, con la familia, pero hay un número cada vez más creciente que quiere hacer el Camino de Santiago con perro, en compañía del mejor amigo del hombre.

Y es que, de este modo, se tiene por un lado la experiencia de disfrutar de un Camino para la meditación y el encuentro con uno mismo, y por otro la agradable sensación de no estar nunca solo. Para muchos es la combinación perfecta, el equilibrio. Por eso, la empresa de viajecaminodesantiago organiza viajes con perro que se puede hacer en 5 etapas desde sarria y del que tienes toda la información tras el enlace que acabamos de dejar para ti.

En cuanto a la mejor época para realizar el Camino de Santiago con perro, como en el caso de hacerlo en soledad, con amigos o en familia, es aquella que evita las temperaturas extremas, como los meses donde el calor es más intenso, o aquellos en los que hace mucho frío y abundan las lluvias, así de simple, el resto del año es perfecto en cualquiera de sus estaciones.

Recomendaciones para hacer el Camino de Santiago con perro

Lo más importante para hacer en Camino de Santiago con perro es estar preparados físicamente, y eso incluye que no solo tú te prepares físicamente, que es esencial, sino que en el caso de los perros ocurre exactamente lo mismo. Debemos olvidarnos de la idea que algunos tienen de que los animales no sufren, ni se cansan ni tienen agujetas. Si tu perro no está acostumbrado a hacer deporte lo pasarán francamente mal, e incluso si está acostumbrado a salir, en los meses previos al comienzo de esta aventura deberá salir a dar largas caminatas, al igual que tú. Así que será una experiencia para compartir incluso meses antes de comenzarla.

Otra cuestión muy importante es preparar también las almohadillas de los perros, por lo que no solo debes entrenar a tu perro caminando por zonas verdes, sino que debe experimentar otras superficies: pistas de tierra, piedras o calzada, ya que deben endurecerse al máximo. Debes saber que, si esto no te resulta posible, también existen productos para endurecer las almohadillas de los perros, aunque siempre lo mejor será, en la medida de nuestras posibilidades, optar por el método natural.

Otra cuestión importante es la relativa a la desparasitación de tu perro, así que al menos una semana antes de comenzar el Camino de Santiago dale unas pastillas para prevenir parásitos internos. En cuanto a la prevención exterior, aplícale una pipeta antipulgas y antigarrapatas y ponle así mismo un collar resistente al agua.

Al igual que debemos contar con un chubasquero para nosotros si hay riesgo de precipitaciones, muy frecuentes por el norte de España, debemos llevar un chubasquero para nuestro perro o al menos una toalla de secado rápido.

Debes ser así mismo precavido en cuanto a las raciones de agua, así que asegúrate de llevar suficiente para los dos en aquellas etapas donde no haya rías, fuentes o manantiales para que tu perro pueda beber. En definitiva, para este tipo de viajes, debes pensar por dos, preocuparte y preparar el viaje pensando de igual modo en ti que en tu compañero canino, y si tienes dudas, no dudes en solicitar asesoramiento y consejo en el enlace que hemos dejado referenciado en este artículo.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina
Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre