¿Un ventilador con agua para refrescarte este verano?

5
(1)

Con el mes de junio ya iniciado, muchos temen que la llegada de las altas temperaturas les pille fuera de juego, sin estar suficientemente equipados en casa o en su negocio. Un modo de hacer frente a esa situación es adquiriendo un ventilador con nebulizador, que no es más que un ventilador con agua.

¿Cómo funcionan los ventiladores nebulizadores?

Los ventiladores nebulizadores son aparatos que lanzan agua en forma de nube, con gotas pulverizadas de muy pequeño tamaño que generan un ambiente más agradable y de más frescor al evaporarse.

El uso de estos ventiladores con agua pulverizada provoca un descenso natural de la temperatura y ayuda a conseguir un microclima más amable en lo que se refiere a la temperatura. Estos aparatos hacen uso de un proceso natural, la evaporación. Así, las microgotas de agua que lanza el ventilador van atrapando o consumiendo una parte del calor ambiente y refrescan las corrientes de aire.

¿Cómo usar los ventiladores que pulverizan agua?

Aunque existen otras opciones para refrescarnos en verano, como los aires acondicionados, si lo que queremos es ahorrar la mejor opción es un ventilador nebulizador. Este dispositivo tiene ventajas asociadas como por ejemplo su capacidad portátil, es decir, se puede desplazar a cualquier habitación. Además, su efecto es inmediato, nada más pulverizar esas gotas de agua la temperatura ambiente va poco a poco bajando hasta reducir en grado suficiente la sensación de calor.

El enfríamiento de estos aparatos es totalmente natural. Las gotas de agua salen del pulverizador a baja temperatura y con el calor del entorno se evaporan pasando a gas. En este cambio de estado líquido a gaseoso, el aire que envuelve a esas gotas de agua se humedece y se genera una sensación más agradable.

Los ventiladores nebulizadores son la alternativa doméstica a los sistemas que instalan terrazas, restaurantes, chiringuitos e incluso administraciones públicas en plazas y calles muy transitadas. Estos sistemas son muy usuales en calles comerciales de grandes ciudades o en áreas con gran número de establecimientos de ocio y hostelería.

En las grandes ciudades la sensación de calor es más elevada que en otros espacios más abiertos porque el propio asfalto y los edificios altos atrapan esas altas temperaturas.

¿Cómo escoger un aparato de este tipo?

El modelo a elegir va a depender del espacio donde se va a utilizar. Aunque puede desplazarse y cambiarse de lugar, lo habitual es pensar que si su uso es más frecuente en espacios amplios, con muchos metros cuadrados, será recomendable escoger ventiladores con gran capacidad y mucha potencia.

En cambio, si el espacio es más reducido, bastará con un modelo con menos prestaciones. Estos ventiladores se clasifican en función de la capacidad de su depósito. A mayor capacidad, más tiempo de uso. Además, este parámetro suele ir acompañado de la potencia.

Otros aspectos a considerar son los relacionados con el tipo de uso y sus modos. Si incluye temporizador programable, si se puede seleccionar la temperatura del agua a pulverizar, la inclusión de ruedas para poder desplazarlo o un mando a distancia a modo de control remoto.

El análisis de todas estas variables determina las posibilidades del ventilador, pero a ellas hay que sumar otras como el precio o la fiabilidad del fabricante. La mayoría de aparatos de este tipo incluyen varios años de garantía.

Ventiladores nebulizadores para espacios exteriores

El mercado ofrece también aparatos que están pensados para ser colocados en espacios exteriores. Estos suelen tener un diseño con un corte más industrial, menos agradable estéticamente, pero en cambio ganan en potencia pues la superficie a enfriar es más amplia.

Los ventiladores exteriores presentan un mayor nivel de ruido y no son aptos para los ambientes domésticos, ni siquiera para zonas de terraza o porche. La finalidad de estos modelos es hacer llegar las gotas de agua lo más lejos posible para distribuir esa sensación de frescor lo más homogéneamente posible.

Esto implica el uso de aspas de mayor tamaño y un motor que consume más energía. Los ventiladores con nebulizador son aparatos más optimizados que los ventiladores al uso, pero no sustituyen a los aires acondicionados. Estos aparatos resultan especialmente útiles en zonas de baja humedad y pueden ser una solución muy recomendable para espacios de pequeño tamaño por su capacidad de reducción de la temperatura ambiente.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…