miércoles, 29 junio 2022 |

Actualizado a las

9:22

h CEST

19.5 C
Madrid

5 trabalenguas con los que pasar un rato en familia

Puntuación media: 1 | Votos: 1

El tiempo con la familia es uno de los anhelos de todas las personas. Por eso, cuando se da, aprovecharlo y divertirse juntos debería ser la norma. Para ello, hay un sinfín de posibilidades, pero sin duda una de las maneras más divertidas es jugar. Jugar, que va desde los juegos de mesa hasta las adivinanzas, también requiere utilizar recursos como los trabalenguas.

Por su jocosidad, complejidad, variedad y musicalidad, los trabalenguas en sí mismos pueden ser el aderezo y el picante de cualquier celebración en familia. Pero además, sirven para pasar el rato y hacer alguna actividad diferente y, por qué no, que no pase por utilizar pantallas ni dispositivos de ningún tipo.

Si bien acá se hace referencia a solo 5 trabalenguas, lo cierto es que tienes más en trabalenguasbuenos.com y, en general, la cantidad de trabalenguas posibles es muy elevada, ya que cada región del país, cada país hispanoparlante y hasta cada sitio web que se visite, tendrá variedades y calidades distintas.

Compadre, cómpreme un coco

Un trabalengua originario de Latinoamérica, precisamente de algún país caribeño, donde la utilización de la letra O y la utilización de la R acrecientan la dificultad de pronunciación. Por supuesto, es un trabalengua ideal para corregir problemas de pronunciación de la letra R y doble R, pero también, por lo fácil que es aprenderlo y la musicalidad que tiene, es interesante como actividad lúdica.

En España, se suele utilizar una variante del mismo, que comienza con el Cómpreme como compadre, pero que en definitiva habla de lo mismo, incluso, siendo este un poco más difícil que la versión latina.

Un babilonio se ha ababillado

Difícil como pocos, este trabalenguas hace referencia a una persona que ha enfermado de babilla. Pero no solo eso, sino que también ha tenido algún problema con la hebilla o la trabilla de algún lugar. Al igual que otros trabalenguas, mantiene el formato de que a alguien le sucede algo, quién lo solucionará, cambiando el verbo obviamente por la palabra del trabalengua.

Para jugar en familia son ideales, porque la dificultad hace que el ganador sea tan fácil de decidir como esperar a ver quién es capaz de pronunciarlo correctamente, lo cual no es especialmente algo sencillo.

Lado, ledo, lido

Y sí, lodo y ludo. Luego, decirlo al revés. Un trabalengua que parece un verso, sin palabras especialmente complejas, y que por eso es un excelente trabalengua para usar con los niños.

Bien es sabido que los trabalenguas se pueden utilizar tranquilamente para fomentar la lectura de los niños, para hacer que se interesen más por ella, pero también para mejorar su dicción y la pronunciación de algunas palabras, vocales o directamente, frases.

Es un trabalenguas corto, y a priori, fácil de memorizar y de decir.

No me mires que nos miran

Abusar de las palabras y sus posibles conjugaciones es algo propio de este género literario. En definitiva, lo que buscan los trabalenguas es mezclar el humor y la exageración del lenguaje dentro de un formato fácil de aprender. Este trabalengua va por esos lados.

Aunque se dice que la letra R es una de las más difíciles para los trabalenguas, porque atenta contra la fluidez del lenguaje -requiere una pronunciación muy clara y con esfuerzo por parte de quien la dice-, la letra M no se queda corta en cuanto a ello, y en este trabalengua está presente por doquier, de manera que su dificultad también es engañosa.

Una variante interesante

“El Rey de Constantinopla está constantinoplizado”, así comienza uno de los trabalenguas, posiblemente más cortos y difíciles. Corto, porque apenas en cuatro frases se memoriza. Pero difícil, absolutamente, porque de plano juega con la palabra Constantinopla, que normalmente no tendría otra forma de decir, pero que en este trabalenguas se convierte en adjetivo y en verbo, dando lugar a horas de diversión en familia, seguramente.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre