Tecnología detrás de los pisos laminados

4
(1)

Los suelos laminados son revestimientos de gran dureza, durabilidad, fácil limpieza y bajo coste. Es una tecnología para recubrir los suelos que se adapta a las distintas necesidades de bajo, mediano o alto tránsito de personas y objetos.

En función de su calidad y ciertos parámetros, los pisos laminados muestran mayor resistencia a los golpes, pisadas, caídas de artículos o piezas, fricción de las patas de los muebles y otros factores.

Entre las ventajas de este tipo de pavimento es que permite modernizar viviendas, oficinas y comercios en general, sin necesidad de remover o levantar los suelos anteriores. Basta con que la superficie esté nivelada para evitar inconvenientes con las juntas, permitiendo así ahorrar los altos costes en tiempo y dinero de una reforma completa.

¿Qué son los pisos laminados? 

Se trata de una clase de pavimento elaborado con varias coberturas de materiales que se derivan de la madera o de elementos sintéticos que lo simulan.

Hay laminados que imitan materiales como hormigón pulido, cerámica, granito, mármol, acabados oxidados y muchos otros que ver más aquí con diseños, colores y estilos innovadores que se adaptan a todas las exigencias decorativas de hoy. De acuerdo con sus especificaciones técnicas, como resistencia y grosor, los suelos laminados tendrán menor o mayor precio.

Estos son algunos de los parámetros que permiten diferenciar a los laminados de menor durabilidad y menor precio de los de gran dureza, estabilidad, facilidad de mantenimiento y costo más alto. Aunque así son una opción que resulta mucho más económica que la instalación de un parquet de madera.

La resistencia a la abrasión o desgaste es una de las cualidades que deben imperar al momento de escoger las tarimas laminadas, así como el grosor de cada lámina. Estos estándares de calidad están fijados por las normas nacionales e internacionales que dividen en categorías el grado de resistencia frente al deterioro por desgaste, uso continuo y tránsito.

Consejos para instalar pisos laminados

En líneas generales, los laminados que se colocan en las cocinas y baños deben ofrecer mayor resistencia, para que se mantengan por más tiempo y soporten adecuadamente las condiciones más extremas de vertidos, uso de abrasivos y disolventes, fricción, humedad, vapor y otros factores.

Existen modelos que por su mayor grosor son tan perdurables como los pisos de parquet. Estos pisos laminados no se decoloran por la exposición del sol y calefacción, son fáciles de limpiar y no requieren de ser barnizados ni acuchillados (como sucede con el parquet).

Un detalle clave al momento de instalarlos es verificar la base sobre la que serán colocados. Si el piso a renovar o rehabilitar es de PVC, moqueta, parque viejo, hormigón o cualquier otro, debe revisarse muy bien la compatibilidad y seguir las especificaciones del fabricante.

El suelo a reformar no debe ser irregular. Debe aportar una superficie plana para que el laminado liso o con relieve se ajuste perfectamente y no se separen las juntas.  

Al momento de almacenarlo y trasladarlo a la obra, es importante preservarlo de la humedad y temperatura, ya que no hay que olvidar que pueden contener componentes de la madera.

Para un acabado perfecto, debe prestarse atención a la instalación. Así durará por mucho más tiempo y no se deformarán o separarán.

Otro detalle a verificar es si cuentan con tratamiento para evitar la estática, un plus que permitirá un mayor disfrute del nuevo piso laminado.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 1

Miguel Medina
Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre