Súmate a la ropa ecológica y de calidad. Sobran los motivos

5
(2)

Nuestro planeta está enfermo y no hace más que mandarnos avisos. Consumiendo ropa ecológica de calidad estás ayudando a su recuperación sin perder estilo...

Este abril de 2018 fue el quinto aniversario desde que tuviese lugar el derrumbe de varias fábricas textiles que se encontraban en Savar, un distrito de Daca, la capital de Bangladesh, que recibía el nombre de Rana Plaza. Allí trabajaban habitualmente unas 3.000 personas, y más de 1000 murieron mientras el resto resultaron heridas de distinta gravedad. Éste trágico suceso puso en evidencia las terribles condiciones en las que trabajan muchos empleados de la industria internacional del textil en estos países.

En estas fábricas, propiedad de multinacionales de reconocido prestigio, los empleados deben someterse a agotadoras jornadas de trabajo por salarios muy bajos, entre otras razones, porque nosotros, los consumidores de occidente, somos los que demandamos de este tipo de ropa a precios mínimos, por lo que podemos considerar que su precio no es otro que la vida de estas personas.

Así que la primera de las razones por las que deberíamos de tomar conciencia y dejar de fijarnos solo en los precios de las etiquetas de la ropa que compramos es por humanidad, por solidaridad con nuestra propia raza. Basta de mirar para otro lado y alimentar la producción de ropas a costa del sacrificio de miles de personas y los beneficios de muy pocos.

Afortunadamente, el cambio de paradigma está llegando, poco a poco, gracias a organizaciones como SETEM con su “Campaña Ropa Limpia”, o movimientos tan importantes como el Fashion Revolution Day y el esfuerzo de muchas empresas que empiezan a tomar conciencia y a ofrecer a los consumidores ropa ecológica de calidad, como la que encuentras aquí en ee exclusive, se están abriendo nuevas oportunidades para comprar ropa producida con acuerdo a un buen nivel de calidad de vida en el puesto de trabajo con sus empleados.

Pero todavía queda mucho camino por recorrer, todavía somos pocos los ciudadanos que estamos dispuestos a pagar más y a mirar la etiqueta de una camiseta antes de comprarla, para así poder comprobar no solo su valor en euros, sino el coste social y medioambiental.

Cuidemos de la Madre Tierra con un consumo responsable

Nuestro planeta está enfermo, no hace más que mandarnos avisos y enviarnos llamadas de atención para que dejemos de actuar de forma tan desconsiderada con la naturaleza, para que dejemos de hacer de este mundo un lugar desierto e inhabitable. El hombre, en su infinita inconsciencia, agota los recursos, aniquila otras especies, sin ser conscientes de que todas son necesarias para mantener el equilibrio, sin ser conscientes de que el fin último, de no tomar medidas, será el fin de nuestra propia existencia.

Este es precisamente el segundo motivo por el que deberíamos cambiar de mentalidad y comprar ropa ecológica, que no es otro que el de dejar de contaminar con los productos químicos tan agresivos que se utiliza en la industria textil a bajo coste y que contaminan las aguas de nuestros ríos y de nuestros mares.

Al mismo tiempo, y esta podría enumerarse como la tercera razón hacia el consumo de ropa ecológica de calidad, es los beneficios que produce sobre nuestro propio cuerpo. Con fibras y tejidos orgánicos, con tintes naturales, se minimizan los riesgos de sufrir alergias o eccemas en la piel, al mismo tiempo que se permite que el cuerpo transpire con facilidad y no sude en exceso.

El consumo responsable, además, es posible sin que signifique un gasto mayor para nuestros bolsillos, que suele ser la eterna excusa para comprar ropa de bajo coste sin medir las consecuencias, sobre todo desde que la terrible crisis hiciera su aparición. ¿Acaso necesitamos quince camisetas, diez sudaderas y ocho vaqueros en nuestro armario? ¿No es cierto que podríamos reducir estas cantidades a, como mínimo, la mitad y seguiríamos vistiendo cada día a la moda?

Pues este es el primer paso hacia el consumo sostenible, no comprar más de lo que necesitamos. El capitalismo nos atrapó hace tiempo con sus garras y nos hace pensar que la felicidad está en un armario repleto de prendas a rebosar, cuando en realidad en nuestro día a día acabamos usando tan solo una decena de ellas.

No siempre más significa mejor. Podemos tener una selección escueta de prendas de calidad, prendas que además nos durarán más tiempo, serán más respetuosas con nuestro propio cuerpo, con el planeta y con aquellas personas que participan en su proceso de elaboración.

A tenor de las corrientes eco-friendly que tanto se promueven actualmente en la sociedad, incluso desde los propios gobiernos y la legislación europea, que si Diesel que si gasolina, solo por poner un ejemplo, tenemos que pensar que promover la mejora de la salud medioambiental no puede basarse exclusivamente en dejar el coche en casa y pasarse a la bicicleta o al transporte público, sin desmerecer a los ciudadanos que hacen tal esfuerzo.

Lo que queremos decir es que el enfoque deber ser mucho más global, que la invitación debe ser a cambiar las costumbres de consumo excesivo al que estamos sometidos con el fin de proteger el medio ambiente. Desde los productos que utilizamos en la limpieza del hogar hasta la ropa que vestimos, todo suma para conseguir un ecosistema libre de contaminantes, y es un proceso mucho más complejo que limitarse a prohibir la entrada de coches Diesel en las grandes urbes.

Hagamos que, entre todos, el cambio de paradigma económico que hemos creado sea una realidad, comencemos a pensar como aldea global, con el beneficio al otro como base para superar los enormes retos ecológicos y humanos a los que estamos inevitablemente obligados a afrontar.





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 2

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre