Cómo salir de una crisis empresarial mediante un concurso de acreedores

0
(0)

La gestión de una empresa no es una tarea sencilla y requiere de una dedicación constante y un gran esfuerzo diario. No obstante, las crisis aparecen en cualquier momento, aunque se intenten tener todas las variables del negocio bien atadas. Gestionar una crisis de la mano de Dipcom Corporate, con Ígor Ochoa a la cabeza, puede ser la solución para poder seguir adelante usando la fórmula del concurso de acreedores

¿Qué es un concurso de acreedores?

La ley concursal establece un sistema para permitir a las empresas que se encuentran en crisis buscar una solución con la que hacer frente a las deudas, aunque se encuentren en situación de insolvencia.

En España, se sigue el procedimiento que se conoce como concurso de acreedores, que se trata de un procedimiento judicial para afrontar las deudas o las obligaciones financieras contraídas por la compañía. Para ellos se hacen negociaciones en los plazos e, incluso, se gestionan quitas, de forma que se consiga la viabilidad de la continuidad de la empresa.

El concurso de acreedores puede ser de dos tipos en relación a quién inicie el proceso. Por un lado, existe el concurso de acreedores voluntario, que es cuando la iniciativa la toma la propia empresa, y, por otro lado, el concurso de acreedores necesario o forzoso, que es cuando son los propios acreedores los que lo inician en defensa de sus intereses. En cualquiera de los dos casos, una consultoria estrategica, como Dipcom Corporate, es la mejor opción para que la empresa tenga más posibilidades de salir airosa de la crisis.

¿Qué es un preconcurso de acreedores?

El preconcurso de acreedores es una alternativa al concurso de acreedores, y se trata de un procedimiento que permite ganar tiempo para negociar las deudas, buscar alternativas para la refinanciación y así continuar con su actividad, evitando tener que declarar la circunstancia de concurso de acreedores. 

El preconcurso paraliza las ejecuciones, ya que lo que se busca es que la empresa sea capaz de superar la situación de insolvencia, protegiendo al administrador de responsabilidades legales al amparo de la ley concursal. Igor Ochoa es un asesor financiero, experto internacional en gestión de crisis de la consultora Dipcom Corporate, que ha conseguido con su labor que muchas empresas superen estas difíciles situaciones, protegiendo sus intereses.

Clínicas Dentales Dentix ha presentado un preconcurso de acreedores

Sirva como ejemplo de este procedimiento la decisión tomada por las Clínicas Dentales Dentix, que a mediados del pasado mes de marzo presentaban un preconcurso de acreedores en el juzgado mercantil de Madrid.

Sus problemas financieros se vienen arrastrando desde el pasado año. Esta difícil decisión ha sido tomada por su presidente, Angel Lorenzo Muriel, para evitar la quiebra de la compañía negociando toda la deuda con sus acreedores.

Además, con el estado de alarma originado por la crisis del coronavirus y el cierre temporal de sus clínicas, el preconcurso de acreedores ha sido acompañado por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afecta a unos 3.200 empleados, esto es, casi toda la plantilla.

Según aseguran varios medios de comunicación, la situación preconcursal se debe principalmente a la deuda que mantiene con la multinacional financiera Kohlberg Kravis Roberts, que asciende a más de 160 millones de euros, con un interés del 8 %.

La viabilidad de la compañía pasa necesariamente por la reestructuración de toda su deuda financiera y/o conseguir nuevos inversores que inyecten capital a la organización.

Una empresa familiar de éxito internacional

A pesar de la circunstancia actual, la trayectoria de Dentix puede considerarse de éxito. Comenzó hace más de 18 años con la apertura de su primera clínica en Madrid. Su despegue se produciría en 2012 y, en los últimos años, ha traspasado las fronteras nacionales y ha llegado al mercado italiano, mexicano y colombiano.

La expansión de la compañía ha sido imparable y, antes de la llegada de la crisis del coronavirus, contaba con 287 clínicas abiertas en todo el mundo y daba trabajo a casi 5.700 personas. Con este nivel de crecimiento, queda sobradamente demostrado que es una empresa sólida con una buena gestión, por lo que los expertos le auguran una pronta recuperación tras superar este bache. 

¿Qué se puede hacer en caso de insolvencia?

Como se ha podido comprobar con este ejemplo de Clinicas Dentix, incluso las grandes compañías pasan por crisis financieras, pero salir de ella depende de las acciones que se lleven a cabo. Cualquier empresario que se encuentre en una situación delicada, lo primero que debe hacer es consultar con una asesoría estratégica especializada en crisis financieras para que estudie con detenimiento el estado de la empresa y busque las mejores vías alternativas de recuperación.

La consultora Dipcom Corporate se ha especializado en este tipo de situaciones financieras comprometidas para las compañías y se ha convertido en todo un referente a nivel internacional.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…