Recambios de coche: cuáles son las piezas que más fallan en un vehículo

0
(0)

De acuerdo a un estudio realizado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM),  para el año 2019 se vendió un 70% más de vehículos usados que nuevos.

Debido a que un coche es un activo que sufre de importante depreciación, incluso recién adquirido, una gran cantidad de compradores prefiere aprovechar la ventaja del mejor precio con un negocio de segunda mano, siempre y cuando el coche se encuentre en buen estado.

Por tal motivo, mantener el vehículo en óptimas condiciones no solo garantiza la seguridad del conductor y sus acompañantes, sino que permite una venta rápida y favorable en el momento que se decida cambiarlo por otro nuevo.    

Qué es lo más importante para el comprador de un coche

J.D. Power, una empresa global que se dedica a realizar investigaciones sobre la satisfacción de los consumidores en diversas categorías de productos y servicios, ha llevado a cabo durante cinco años consecutivos estudios para determinar la fidelidad de marca en los usuarios de vehículos.

Para tal fin, se indaga sobre la actitud de los compradores de diferentes marcas de coches en relación a ocho aspectos que comprenden: exterior del vehículo, experiencia al manejarlo, controles y pantallas, conectividad (alta gama), asientos, calefacción y aire acondicionado, confort interno y mecánica.

En  su última medición, realizada en el Reino Unido durante el año 2019, de las marcas posicionadas en los diez primeros lugares del ranking solo una pertenece a vehículos de alta gama y, en general, la mayor parte de los usuarios contestó que su principal preocupación era la parte mecánica.   

Piezas de coche que más se sustituyen

Son muchos los elementos que influyen en el buen funcionamiento del coche, sin embargo mencionaremos cuatro de ellos porque la falta de atención a los mismos puede causar irreversibles daños mayores.

1. El filtro del aceite

El aceite del motor es lo que garantiza la protección de los componentes del mismo al formar una capa protectora que evita la excesiva fricción entre las piezas y su desgaste.

Es necesario mantener el aceite libre de partículas, así como asegurar su perfecto filtrado. Inevitablemente el aceite se va llenando de impurezas que se adhieren al filtro y no cambiarlo implicaría que el aceite nuevo se ensucie.

Por tal motivo, es imprescindible reemplazar el filtro cada vez que se haga cambio de aceite, lo que depende del coche y su kilometraje. Para ello cada vez es más común acudir a empresas de recambios como autorecambiosstore.es.

2. El disco de los frenos

El disco de los frenos es una pieza de metal que va recubierta por las pastillas. Es de larga duración, pero hay que revisarlo con frecuencia porque es el encargado de que, cuando se pisa el pedal del freno, las ruedas se detengan.

Su deterioro sucede como efecto del continuo frenado, por lo que su duración va a depender en gran medida del tipo de terreno en el que mayormente se movilice el coche.

El chirrido al frenar, un volante que vibra al pisar el freno, o la dureza del pedal, son avisos importantes.

3. La batería

La batería es la encargada de suministrar la energía para que el coche pueda arrancar, lo cual obedece a su carga de electrolitos que están compuestos por agua destilada y ácido sulfúrico.

Se calcula que su vida útil ronda aproximadamente los cuatro años y es de suma importancia porque su mal funcionamiento puede dañar el sistema de arranque.

Cuando el coche ya no responde de forma inmediata a la acción del encendido, hay que pensar que ha llegado el momento de reemplazarla.

4. Los amortiguadores

Son parte del sistema de suspensión del vehículo y se encuentran entre el chasis y las ruedas. Su función es proteger de los golpes e impactos ante la eventual caída del coche en un bache y ayudan a prolongar la vida de las llantas.

Los amortiguadores son de suma importancia en cuanto a la seguridad, ya que hacen al vehículo más estable en las curvas y su mal estado  afecta el control del volante. 

En conclusión, a través de un oportuno mantenimiento del coche resguardamos la inversión en el mismo, aparte de que no cuesta mucho y evita posteriores facturas elevadas.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…