¿Para qué sirve un préstamo rápido?

0
(0)

Un préstamo rápido, como los que podemos conseguir a través de comparadores tipo finconsejo.es, son créditos personales que se conceden en cantidades más bien bajas. El objetivo es conseguir una determinada financiación personal que nos permita, por ejemplo, solucionar ciertos imprevistos o necesidades con las que no se contaba.

En esta operación financiera, la parte acreedora (que suele ser una entidad financiera), prestará una determinada cantidad de dinero al deudor durante un tiempo que se haya establecido de origen, y que también suele ser corto (lo más normal es que se devuelvan en el plazo de 30 días, aunque hay algunos que podrían llegar a los 60 días).

La gran ventaja de estos llamados créditos rápidos es que la solicitud se lleva a cabo a través de Internet sin que haya que presentar documentos, cómo puede ser una nómina, o hasta un aval. A raíz de esto tenemos diferentes ventajas que hacen que el préstamo rápido sea una buena alternativa al tipo de financiación que ofrecen los bancos a día de hoy.

Por ejemplo, en el caso de que tu coche se haya estropeado, puedes pedir un crédito rápido para proceder con su reparación. También lo podemos solicitar para comenzar a partir de ahí con un proyecto profesional, o cubrir pequeños gastos que podamos tener en cualquier momento.

¿Qué diferencias hay entre un crédito rápido y un préstamo bancario?

Inmediatez: Las empresas de créditos rápidos están instruidas para procesar el trámite lo antes posible. En el mismo momento en el que gestionamos la solicitud podremos saber si nos la han aprobado o no. No quiere decir que lo tengan que hacer, pero aunque sea una respuesta negativa no tardaremos mucho en saberla. En un máximo de 24/48 horas tendremos el dinero en la cuenta.

Sin garantías: Los créditos online no requieren ni de aval, ni de nómina, ni de ninguna otras de las garantías y papeleos que, por lo general, te van a pedir en los bancos.

Pequeñas cantidades de dinero: Un crédito online suele ser de poco dinero, aunque también dependerá de cada empresa en cuestión. Es raro que estas empresas te pidan justificación para que les indiques lo que vas a hacer con el préstamo. En un banco te pedirán mil porqués y, si no le satisface, lo más probable es que no te lo aprueben.

Estas son las principales diferencias entre ambas modalidades.





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre