La nueva moda textil

0
(0)

La moda es una de esas industrias que más rápido se reinventan, en gran parte por el ingenio de nuevos diseñadores que utilizan su talento para darle forma a prendas de vestir totalmente innovadoras. 

Durante las últimas décadas, el fast fashion o “moda rápida” ha sido la tendencia más alabada. Sin embargo, esta práctica se ha visto limitada en los últimos años debido al cambio de consumo en los usuarios. Ahora, la nueva moda textil prioriza los procesos más verdes y sostenibles

El fin del fast fashion

Este modelo de negocio ha sido uno de los más populares desde el principio del siglo, cadenas importantes como Zara y H&M hacen toda su marca a través de esta metodología. 

Consiste en la producción masiva de prendas de ropa que después se comercializan a un bajo precio. Sin embargo, las prendas también se caracterizan por su baja calidad, de forma que los usuarios tengan la necesidad de reemplazarlas constantemente.

Pero, con el crecimiento de las nuevas generaciones de consumidores, las prácticas ecológicas tienen aún más prioridad, de forma que este modelo de negocio no ha hecho más que descender. Ahora, las empresas que más destacan incluyen productos sostenibles como las etiquetas tejidas o la utilización de textiles reciclados.

Asimismo, el hábito de buscar modas que sean más amigables con el medio ambiente ha dejado a las grandes cadenas olvidadas, de forma que el auge de las pequeñas empresas que se concentran en la sostenibilidad se mantiene en crecimiento.

Tendencias en textiles de mejor calidad

Según un informe presentado por Thredup, la sostenibilidad no es la única razón de por qué los nuevos consumidores están cambiando las tendencias en la moda, también se detalla el interés de adquirir ropa de mejor calidad, de forma que puedan garantizar una mayor durabilidad. 

El informe señala que más del 54% de los encuestados consideran que no les molesta tener que pagar de más por una prenda de alta calidad.

Unido a esto, también se debe mencionar el dato del 40% de los millennials que afirman que han dejado de consumir el fast fashion. De esta forma, se presentan dos vertientes. El marketing en el sector textil debe enfocarse en promocionar prendas de alta calidad y amigables con el medio ambiente. En este sentido, se visualizan tres posibles escenarios para la industria, son los siguientes.

Moda sostenible

Se trata de una estrategia que consiste en la fabricación de ropa a partir de cualquier tipo de elemento reciclado. Bien puede ser a partir de desperdicios en la misma industria textil o de residuos obtenidos a través de industrias vinícolas y agrícolas. Esto permite que cada prenda diseñada tenga menos impacto en el ambiente en el momento de ser desechada.

Existen muchos ejemplos actuales que aplican la moda sostenible. Por ejemplo, Pangaia que es una marca londinense que emplea una metodología científica para diseñar calzado a partir de materiales 100% reciclados

Recientemente, lanzaron al mercado una línea de zapatillas fabricadas a partir de desechos de uvas.  Asimismo, utilizaron estos materiales para crear un cuero cruelty free para elaborar la goma de toda la línea.

Zero Waste

Se trata de una nueva metodología que se está implementando en la industria textil, consiste en producir prendas de vestir “sin desperdicios”. Esto quiere decir que los materiales que se utilizan en el proceso de fabricación son reutilizados para generar el mínimo de desperdicios en el medio ambiente.

En este sentido, ya existen marcas que están orientadas netamente al zero waste. Por ejemplo, la diseñadora Marina Moscone creó toda su colección Resort 2021 con hilos sobrantes de sus proyectos anteriores. 

También confirmó que utilizó el mismo método en su colección primavera-verano 2021. Esta vez, utilizando un telar de madera para tejer cada prenda a mano, reduciendo así su consumo de energía eléctrica.

Segunda mano

En el informe anteriormente mencionado también se menciona que la tendencia de la moda textil de segunda mano también cuenta con un importante efecto en la industria. 

De hecho, en la encuesta se puede ver que más del 50% de las mujeres de entre 18 y 25 años que participaron aseguran que han empezado a comprar ropa de segunda mano para apoyar las tendencias sostenibles.

En este sentido, se ha puesto en tendencia nuevamente la técnica llamada patchwork, que consiste en la reutilización de otras piezas de ropa para la creación de una totalmente nueva. Algunas prendas de la marca Rave Review Clothes utilizan estas técnicas para darle vida a nuevas prendas con diseños totalmente creativos.

También es necesario mencionar que grandes marcas han intentado cambiar su patrón de producción para ajustarse a estas la nueva moda textil, el líder del fast fashion H&M ha optado por utilizar tinturas orgánicas a partir del café para dar color a sus tejidos.  Igualmente, Levi’s ha diseñado una tecnología que permite reciclar el material del jean y mezclarlo con algodón orgánico.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre