El descuento de pagarés: una manera viable de obtener recursos financieros

5
(1)

El descuento de pagarés se ha popularizado durante los últimos años como vía de financiación para las empresas como alternativa a la banca. Se trata de una herramienta crediticia a corto plazo que beneficia a cualquier emprendimiento y que protege a todas las partes involucradas: deudor, proveedor y empresa financiera.

El proveedor cobrará con anticipación el saldo y evitará cualquier riesgo de morosidad por parte del receptor. Es un crédito seguro y que resguarda la salud del convenio a partes iguales. A continuación, más datos verídicos para quienes decidan optar por un descuento de pagarés.

¿Cómo obtener la financiación?

Sólo es necesario contactar con las diferentes plataformas crediticias en Internet, y solicitar los formularios de registro online, es necesario que se agreguen datos verídicos tanto del deudor como del fiador. Los requisitos para hacerse con un descuento de pagarés son pocos: una copia de la solicitud, y rellenar adecuadamente las planillas del préstamo.

Cualquier negocio puede solicitarlo, independientemente de su magnitud y solidez financiera, y está destinado a cortos períodos de tiempos, por lo cual, los gerentes deben tener precisión y claridad de su liquidez y hacer inversiones inteligentes con la aprobación.

El descuento de pagarés supone una solución rápida y efectiva, para clientes que se ven en contratiempos de gastos. La elección de esta modalidad de servicios financieros se ha multiplicado por su practicidad, y es una alternativa a las bancas privadas, que regularmente ponen obstáculos, o como mínimo, varios requisitos al cliente para otorgar un crédito.

Asimismo, no incluye ninguno de esos procesos protocolares engorrosos, pues la respuesta en su mayoría es positiva y otorgada en menos de 24 horas.

Los criterios de selección de las agencias de financiación son bastante flexibles, por lo que cualquiera podrá optar por un préstamo bien sea para inaugurar su negocio, o en caso de aquellas ya establecidas, solucionar algún imprevisto monetario de esos que nunca faltan, o impulsarse en un mercado más amplio en búsqueda de más ventas.

El pagaré también está disponible para empresarios de servicios autónomos: fontaneros, cerrajeros, pintores, mecánicos, electricistas, choferes, montadores, formadores particulares, con un rango de plazo que va de los 30 hasta los 120 días.

Asimismo, las comunidades de propietarios como consorcios, sociedades, dueños en un mismo piso o edificio, gozan de plazos de pago que se ajustan a las necesidades del cliente.

Crear una empresa no es el único objetivo que responde a los criterios del pagaré, una remodelación, mejoras, sucursales o inversiones publicitarias, también son avaladas entre los motivos de financiación.

¿Cómo funciona?

Se basa en una premisa de obligación de saldo. Se requieren de tres partes: emisor, receptor y empresa financiera. El deudor (también llamado emisor) tiene el compromiso de abonar el dinero al proveedor en las fechas establecidas. La puntualidad y responsabilidad será importante para solicitar futuros créditos y contribuir a la fidelización.

Es el beneficiario quien decide en qué momento disponer o anticipar el cobro, y así hará contacto con alguna organización financiera para generar el descuento por pagarés. Ninguna de las operaciones suman a CIRBE y se efectúan en breves períodos de tiempo.

Para garantizar el funcionamiento del préstamo, es indispensable que el cliente sepa qué tipo de crédito solicitar y qué capacidad tiene para cubrir.

Existen formas de financiación según diferentes criterios:

  • Modo de emisión: pagaré a la orden, no a la orden y nominativo.
  • Tipo de emisor: pagaré bancario o de empresa
  • Tipo de pagaré: truncable o no truncable.
  • Forma de canje: el pagaré cruzado o para abonar en cuenta.

Cualquiera que sea el seleccionado, requiere de compromiso del deudor, y traerá más que resultados positivos para el emprendimiento. Las ventajas de esta novedosa forma de crédito, es que disminuye significativamente el riesgo de caer en cualquier posibilidad de mora, listas de impagos o juicios, y litigios que pongan en riesgo la relación entre las partes. Aparte, significa una inyección de capital extra que mejorará siempre el equilibrio contable del negocio. Los asesores mercantiles recomiendan altamente esta opción, sobre todo el descuento sin recurso, ya que se trata de un recurso perfectamente viable para cualquier emprendimiento.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre