Aprende a controlar tu ritmo cardíaco durante y después del ejercicio

5
(1)

El rimo cardíaco, o pulso, es un indicador médico que se basa en los latidos del corazón. Esta es una de las métricas más importantes a tener en cuenta para conocer en qué estado se encuentra tu salud física, de modo que, la medición del ritmo cardíaco o del pulso durante el ejercicio permite saber cómo está respondiendo el cuerpo a la actividad física.

Para disponer de este dato mientras se realiza deporte la mejor solución es llevar alguno de los relojes deportivos disponibles en el mercado (descúbrelos aquí). Estos accesorios son cómodos y toman el pulso durante el ejercicio, ofreciendo datos fiables en cada momento. Pero también es conveniente saber cómo tomarse el pulso de forma manual.

¿Por qué es importante tomarse el pulso?

Medir el ritmo cardíaco es importante porque permite controlar la buena salud cardíaca, evitando, entre otros diagnósticos, el riesgo de padecer de un accidente cerebro vascular.

Según los expertos, al menos el 20% de los derrames cerebrales tienen su causa en un desorden en el ritmo de los latidos del corazón, el cual es conocido como fibrilación auricular.

Se sabe que existe un pulso normal cuando las pulsaciones están espaciadas entre sí con el mismo intervalo de tiempo, a una frecuencia de entre 60 y 100 latidos por minuto.

Por el contrario, el pulso arrítmico se da cuando las pulsaciones no tienen el mismo intervalo de tiempo entre sí, oscilando entre 100 y 175 latidos por minuto.

Cómo tomarse el pulso correctamente 

Para tomar el pulso en la muñeca, debes colocar el dedo índice y el dedo anular en la parte interior de la muñeca, debajo del dedo pulgar.

medirse el ritmo cardíaco en la muñeca

Con ayuda de un reloj segundero, cuenta las pulsaciones por alrededor de 60 segundos y multiplica ese número por 2 para determinar con exactitud las pulsaciones por minuto.

Anota el número de pulsaciones junto a la fecha y hora. Escribe también el lado que usaste para tomar el pulso, así como cualquier cosa que hayas notado.

Para tomar el pulso en el cuello, coloca el dedo índice y el anular debajo de la mandíbula en uno de los lados del cuello, justo donde se ambos se unen, sobre la arteria carótida.

Cuenta las pulsaciones durante 60 segundos con la ayuda de un reloj segundero e igualmente multiplica por 2.

Anota el número de pulsaciones que hayas contado.

Es muy importante que estés en estado de reposo durante un periodo de 15 minutos antes a tomarte el pulso.

Cómo llevar un mejor control del ritmo cardíaco y de la salud del corazón

Si estás tomando algún medicamento o estás en un tratamiento médico específico, puede que tu médico te indique controlar tu pulso con regularidad.

Igualmente tu médico te hará saber en qué situaciones debes llamarle, dependiendo de si tu pulso ha excedido el límite establecido como normal.

Si alguna medición está por debajo o por encima de lo indicado como regular por tu médico, debes comunicarte con él de inmediato. Mantener un registro de tus pulsaciones te ayudará a llevar un mejor control de las mismas.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre