Consejos para comprar un coche de segunda mano

0
(0)

Los coches de segunda mano o de ocasión tienen mucha demanda en España, quizás ahora mismo te estés planteando la compra de uno. Su elección y posterior compra no escapa de personas y empresas que quieran usar tu inexperiencia o falta de análisis en su beneficio propio. Siguiendo estos consejos tomarás una excelente decisión.

Comprar un coche de ocasión puede ser bastante beneficioso. Tendrás la ventaja de escoger entre diferentes marcas, de valorar las ventajas y desventajas de cada coche por separado, decantarte por un modelo que en años anteriores te gustaba pero su coste era muy alto, y por supuesto, encontrar coches de alta calidad a precios bastante reducidos en comparación con su precio de venta original al salir de fábrica.

Inicia la búsqueda conforme a tus necesidades y presupuesto

¿Qué coche necesitas? Con esa pregunta se empieza. Si estás soltero, si necesitas un coche familiar, si viajarás al campo o sólo lo usarás para ir y volver del trabajo. Dependiendo de la necesidad, la decisión de compra pasará por uno u otro modelo.

¿Con cuánto dinero cuentas? Es la segunda pregunta importante, a menudo, priorizada por encima de las necesidades. Es importante que primero evalúes tus necesidades y después esclarezcas el presupuesto. Esto te permitirá reducir o ampliar ciertas cualidades del coche, sin omitir aquellas que sí sean importantes para ti de acuerdo a las necesidades expuestas.

Lo más importante en el momento de comprar un coche de segunda mano

Comprar un coche de segunda mano es análisis. Necesitarás tiempo, conversar con muchas personas, y sobre todo, negociar con vendedores que tienen como única meta “vender el coche al mayor precio posible”, siendo todo lo contrario a lo que tú estarás buscando: comprar el coche lo más barato posible.

El uso anterior

En ocasiones, no importa tanto el año de fabricación de un coche para determinar el desgaste que haya podido sufrir. En algunos casos, el uso de éste habrá sido intensivo, de modo que acusará desgastes mayores aunque se traten de coches con menos de 10 años de antigüedad.

Por tal razón, debes consultar a través de preguntas sencillas, acerca del uso del coche, si no tiene propietarios anteriores, o saber para qué fue adquirido originalmente, de manera que puedas deducir qué tan intensivo pudo ser el uso. Puedes, también, revisar el contador de kilómetros para tener una idea.

¿Ha sufrido daños?

Nunca deberías plantearte la compra de un coche de ocasión que haya sufrido daños importantes. Con importantes, se hace referencia a daños estructurales, producto de accidentes graves o colisiones.

Este tipo de coches quedan sólo recomendados a personas con experiencia, que sepan lo que hacen y buscan, y cuyo presupuesto no permite -ni ahora ni en el medio plazo- aspirar a más.

Documentación en regla

Al comprar un coche usado, éste debe tener:

  • Permiso de Circulación.
  • Ficha técnica.
  • Tarjeta de la ITV más reciente.
  • Libro de mantenimiento.

Si lo comprarás con un particular, es bastante común solicitarle que envíe por correo algunos de esos datos, para que puedas analizar con tranquilidad e intentar buscar incongruencias.

Adicionalmente a ello, considera que el dueño del coche y el vendedor sean la misma persona, a no ser que se trate de un concesionario, y que el coche esté libre de cargas con el banco y con multas pendientes.

Elige siempre concesionarios especializados en coches de segunda mano

La forma más cómoda de comprar coches de ocasión es buscando concesionarios especializados en el área. En España hay varios negocios de este tipo y algunos realmente te pondrán las cosas bastante fáciles para que tomes tu decisión.

No obstante, siempre debes tener en cuenta algunos criterios para encontrar el concesionario adecuado. Recuerda que comprar un coche es una experiencia cuyos resultados deben ser de calidad durante muchos años. Por tal razón debes escoger bien el concesionario que te asesorará.

Datos reales y coches revisados

Un buen concesionario debe proporcionarte más información que cualquier vendedor, y su catálogo de coches no sólo debe ser completo, sino que debe tener coches revisados, testeados por su personal, que garanticen entonces un correcto funcionamiento.

Aunque visitar un concesionario cercano pueda ser una excelente opción, la mejor manera es buscar a través de internet. Hacerlo te permitirá encontrar toda la oferta a golpe de clic, con toda la información relevante sobre el coche, precios y contacto.

Desde luego, no todas las páginas de concesionarios son iguales y muestran la información que realmente necesitas. Una de las más recomendadas es AMM Cars en Galicia, cuya página web contiene un buscador para coches de acuerdo al precio, al año, a la potencia o a las marcas, pero también dispone de toda la información técnica relevante en cada uno de sus modelos, con comentarios y características detalladas por sus expertos.

De esa manera, con únicamente revisar su oferta, sabrás lo que vas a encontrar o recibir.

Garantías de funcionamiento y calidad

Una ventaja de comprar un coche de segunda mano en un concesionario es que tendrás garantías de que los coches funcionan. Son profesionales que a base de trabajo y valoraciones de compradores anteriores sostienen su trayectoria.

Por eso, sus coches siempre dan garantías de que funcionan, ya que han sido probados desde el principio, pero por encima de todas las cosas, ningún buen concesionario de coches de ocasión venderá coches en los que no confía. Esto último te brindará un aspecto adicional de confianza, que siempre es necesario en este tipo de compras.

Posibilidad de probar el coche y otros beneficios

Comprar un coche de segunda mano en un concesionario te permitirá probarlo, valorar los aspectos positivos que tenga y algunos que convendría mejorar, y también la posibilidad de negociar en base a esas consideraciones, siempre que tengas experiencia en esa área y mientras no consideres el precio publicado como una opción viable.

Además, algunos concesionarios, como AMM Cars en Galicia, permiten que puedas ir a buscar el coche a sus oficinas, pero también se ofrecen a llevarlo hasta la puerta de tu domicilio, siendo esto último un beneficio que no encontrarás con vendedores particulares.

Comprar un coche de segunda mano puede representar una oportunidad. Hacerlo bien, sin embargo, tiene que ver más con tomar las decisiones correctas y escoger un vendedor ideal, que priorice tu satisfacción antes que su beneficio.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…