jueves, 8 diciembre 2022 |

Actualizado a las

4:02

h CEST

8.3 C
Madrid

Aristocracia europea: lo que hacían antiguamente para divertirse

Puntuación media: 0 | Votos: 0

La naturaleza social del ser humano le ha llevado a encontrar diferentes formas de relacionarse y divertirse a lo largo de los años. Se han formado agrupaciones, clases, y muchas otras formas de acercarse a personas que comparten un estilo de vida similar o intereses en común.

Algo que no ha cambiado mucho, a lo largo de los siglos, es el tipo de actividades que comparten aquellos que gozan de un mejor estatus social o económico. Por ejemplo, allá en el siglo XVIII, los aristócratas italianos se reunían de forma privada en el primer casino del mundo, el Casino di Venezia, y hoy en día este sigue siendo un modelo de negocios altamente rentable que aún se lleva bien con la selectividad de público y la privacidad.

Y como esa hay muchas otras referencias de cosas que se disfrutan en los tiempos modernos, pero cuyos orígenes se remontan a siglos pasados. En esta ocasión repasaremos aquellos pasatiempos que se popularizaron, especialmente, entre los individuos más poderosos en las épocas más emblemáticas.

La época Isabelina

Los años de 1558 a 1603 están considerados como la gran época dorada de Inglaterra. Con el reinado de Isabel I y un importante auge económico en el país. En este periodo se hicieron populares y variadas las actividades de ocio, además, se puede considerar que es en este momento cuando se inicia la industria del entretenimiento profesional, dando paso a grandes obras teatrales, musicales y muestras de baile.

Juegos de azar

Los más poderosos y los que formaban parte del clero compartían el gusto por los juegos de tableros, cartas y apuestas. Aunque estas actividades no eran bien vistas por los más puristas, la gente disfrutaba de la diversión y la adrenalina que representaba.

Estas son tradiciones que incluso se pueden rescatar de los libros de historia que siguieron al periodo isabelino. Por ejemplo, es bien sabido que en los tiempos de Luis XIV, el Palacio de Versalles reunía a los más destacados personajes para participar en juegos de azar y luego juegos de bazas (que apelaban a la estrategia e ingenio del jugador).

Deportes y derroche

El deporte se practicaba en versiones más rústicas, agresivas y con menos reglamentos a como los conocemos hoy, los ingleses solían reunirse para jugar al tenis, arquería, fútbol, esgrima o hockey.

Algo característico de los siglos pasados, y que no dista mucho de la actualidad, es la tendencia a organizar grandes banquetes o cenas y gozar de una apretada agenda social. Eran comunes los eventos privados que reunían a los residentes más destacados de la época para bailar, relacionarse, disfrutar de enormes banquetes o de vinos.

Estos eventos tenían múltiples funciones. Para los hombres, servía de centro de diversión o negocios, ya que se encontraban frente a frente con los más poderosos prospectos. También podían observar espectáculos artísticos que incluían pintura, baile, música y canto. Las mujeres eran quienes, generalmente, servían de anfitrionas en estos casos. Ellas aprovechaban la ocasión para vestirse con las telas y joyas más finas, para derrochar lujo y clase ante sus invitados.

La aristocracia europea propiciaba y promovía los espacios en los que pudieran reunirse y entretenerse de manera privadas, lejos de las miradas ajenas. Por ejemplo, en los años siguientes a la Revolución Francesa –en la última década de 1700– se hicieron muy populares los jardines y parques donde los ricos podían encontrarse y pasear de manera exclusiva. Se trataba de los Jardines de Tivoli, hermosos paisajes en los que se podía disfrutar de espectáculos extravagantes como fuegos artificiales, conciertos, globos aerostáticos y más. Un adelanto de lo que hoy serían los parques de diversiones.

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Cultura / Aristocracia europea: lo que hacían antiguamente para divertirse

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre