Afeitarse el cuerpo: ¿cuestión de gustos o de higiene?

4
(26)

Algunas de las razones para recortar o afeitarse el cuerpo son el aseo, mejorar la apariencia al practicar deporte o incluso hacer más placentero el sexo. En cualquier caso, es importante prestar atención a las recomendaciones de afeitadoras corporales, con la finalidad de elegir la máquina o técnica que se adapte mejor a las necesidades y preferencias de cada uno.

El afeitado del cuerpo masculino es una cuestión de gustos y de conveniencia personal. Uno de los principales beneficios es la eliminación de los olores corporales, que pueden causar incomodidad en las relaciones íntimas o si se suda mucho durante las actividades físicas.

Abajo estigmas

La acumulación de humedad en el vello, sobre todo si este es muy abundante, puede producir un fuerte olor debido a las bacterias que crecen entre los pelos y que se combinan con el sudor, restos de jabón y al vestirse con el cuerpo aún húmedo. La alimentación con condimentos fuertes, como el ajo y la cebolla, aún pueden hacer más incómoda esta situación.

Muchos hombres de hoy en día han dejado atrás el estigma de que para ser un auténtico varón hay que mostrarse de “pelo en pecho”. No se trata de virilidad, sino de gustos, higiene y hasta de un mejor desempeño deportivo en el caso de los atletas, nadadores y ciclistas, que prefieren recortar el vello para reducir la resistencia y roce del agua y el viento.

En cuanto a la barba, la moda tiene mucho que ver. Actores como Jason Momoa, uno de los iconos actuales que ha seguido la tendencia de los hombres barbudos, corpulentos y con melena abundante, no dejan de usar recortadoras de barba para pulir su estilo.

Ya sea que se opte por afeitarse el cuerpo y la barba por completo o recortar solo un poco la longitud, es recomendable repasar algunos trucos para evitar irritaciones, cortes, pelos encarnados y el peligro de infecciones.

Secretos para un afeitado de lujo

Las afeitadoras corporales pueden ser eléctricas o manuales. Se han producido grandes avances en las maquinillas para el rasurado masculino, que incluyen láminas de acero hipoalergénicas, puntas de perla, para afeitado en húmedo o en seco y hasta con extensiones, para llegar a las zonas más complicadas, como la espalda, las nalgas y la parte trasera de los muslos. También existen modelos eléctricos que se pueden sumergir en el agua, para quienes prefieren rasurarse en la bañera o bajo la ducha.

Los cabezales para las zonas sensibles cuentan con cuchillas para recortar y afeitar sin causar estragos en la piel, y vienen adaptados para las partes de acceso más difícil, como los genitales.

Es recomendable limpiar bien la piel con un jabón o loción limpiadora antes de proceder al afeitado. Si hay mucha suciedad y grasa, puede haber mayor riesgo de cortarse o de que se infecte una herida. Antes de utilizar la máquina, se pueden esterilizar las cuchillas con alcohol.

Si hay mucho vello espeso, lo mejor es usar un recortador de vello corporal y después finalizar la tarea en la ducha con la maquinilla, con ayuda de una espuma de afeitado corporal, crema o jabón.

Las afeitadoras corporales eléctricas ofrecen muchas ventajas respecto a las maquinillas manuales; entre ellas, permiten controlar el corte y reducen el riesgo de irritaciones. Tras el rasurado, siempre debe aplicarse un bálsamo que hidrate y calme la piel.





Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 26

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre